Saltar al contenido

El Corán – Que es, Significado – Cual es su importancia y más

El Corán es el libro sagrado del Islam, de los musulmanes, es como la biblia para los católicos.  El libro contiene todos los principios y enseñanzas que Allah a través del Profeta Mahoma, les indica a los musulmanes que deben seguir. 

Conoce todo acerca de el islam aquí.

Significado del Corán

La palabra árabe Al-Qur’an literalmente significa recitación. Utilizada en el contexto del Islam, la palabra Corán puede tener el siguiente significado: Ser el último mensaje de Dios a la humanidad revelado al profeta Mahoma. De hecho, el Corán es la palabra de Dios y sirve como guía para los seres humanos.

El corán

Sura 5, versículo 16 “Con esto (el Corán), Dios guía a quienes buscan su placer en el camino de la salvación, y los saca de la oscuridad a la luz por su gracia, y los guía por un camino recto”.

Esta obra se ha conservado perfectamente tanto en términos de forma como de significado, y en un idioma que todavía se practica hoy en día, el árabe. El Corán es un milagro viviente, el milagro supremo, sigue siendo inimitable en su estilo, forma e impacto espiritual.

Inicios del Corán

El Corán fue revelado al Profeta Muhammad (Mahoma),  durante un período de 23 años. En este libro está plasmada,  es y siempre ha sido visto como la palabra de Dios por aquellos que creen en Allah. Esta obra fue durante su revelación predicada y recitada en público, tanto frente a musulmanes como a personas que no eran de fe musulmana, judíos, cristianos, politeístas, ateos, entre otros. 

Además, el Corán fue escrito completamente durante la vida del profeta. Se han utilizado varios soportes para su creación huesos, piel, tela, entre otros.  Fue solo después de la llegada del tercer Califa ‘Uthman (aprobado por Dios) que se compiló completamente para formar un libro verdadero. Muchos de los compañeros del Profeta lo memorizaron palabra por palabra, tal como se reveló, e incluso hoy, miles de creyentes lo saben de memoria y son sus guardianes, Hafiz-al-Qur’an.

El Corán es un guión universal, dirigido a toda la humanidad y no a un pueblo elegido o una tribu. El mensaje que trae es esencialmente el mismo que el revelado a otros profetas del Islam. Todos descansan en la frase de que solo hay un Dios, que es Allah. Este mensaje, por supuesto, está presente en el Corán, así como en varios aspectos de la vida, tales como las reglas de la vida, hechos científicos, la historia de muchos profetas, entre otros. Todo el libro está escrito  en un estilo inimitable, para todos aquellos que anhelan el conocimiento, y la verdad, el Corán es la guía por excelencia.

¿Qué es el Corán? 

Los especialistas definen el Corán como la palabra de Allah que reveló a su último profeta Mohamed (saw), transmitida a través del camino de At-Tawatur, cuya recitación es un acto de adoración y la recitación más corta es un desafío. Está inscrito entre las dos portadas de la Moushaf (colección) de Surah El Fatiha en Surah Annas (114 Surahs).

Esta definición requiere alguna explicación, por lo tanto,  la palabra de Allah, el Corán no es la palabra de un ángel o un hombre, sino la palabra de Dios mismo. Esta palabra es transmitida por Dios a su mensajero y siervo Mohamed (saw) a través del ángel Gabriel (Jebril) (as).

¿De qué se trata?

El Corán propone una imagen especular entre este Mundo y el Otro Mundo y un enfoque contrario al Paraíso y al Infierno. El propósito declarado de este discurso coránico es incitar al creyente, en nombre de su fe, a aplicar lo más posible la realización del “bien” y evitar en la medida de su capacidad, cometer el mal, porque Dios requiere  un alma solo de acuerdo con su capacidad.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Importancia de La Meca, la fe y sus rituales

Además, aunque la doxa exegética quería la existencia de un estado intermedio tomado del cristianismo el purgatorio, está claro que, según el Corán, esta escapatoria es solo una ficción teológica, que Dios no prometió al hombre la próxima alternativa, paraíso o infierno. 

importancia del coran

El Corán describe el paraíso de acuerdo con tres niveles de comprensión, el concreto, alegórico, y espiritual. Lo opuesto entre el paraíso y el infierno presupone, a priori, que se encuentra la misma complejidad dialéctica con respecto al infierno.

Con respecto al paraíso, el Corán establece que la vida aquí abajo es solo una breve etapa cuya finalidad es un más allá de nuestra realidad que tiene un doble aspecto el paraíso o el infierno. El Corán sobre el infierno, lo describe como el “devenir de odio”, el infierno en el Corán tiene muchos calificadores coránicos, tales como  fuego, horno, tormento, Gehenna, entre otros. 

El paraíso tiene carácter de universalidad  según el Corán, que se prometió a todos los creyentes que actúen bien, cualquiera que sea su religión.  Sin embargo, está bien establecido en la teología coránica que el acceso al paraíso se basa en dos criterios, creer y actuar en el bien. Por lo tanto, se espera que se encuentre en oposición un equivalente con respecto al infierno que luego se reserva, por un lado, a los negadores y, por otro lado, a todos aquellos que han actuado mal. 

Inicios del Corán

La palabra árabe قرآن, qor’ān, deriva de la raíz قرا, qara’a, que significa “leer, recitar”. La palabra Qor’ān, que es un nombre de acción, significa “lectura”, “recitación”.  Según los expertos, las apariciones del término “Corán” en el Corán no pueden referirse al libro como un conjunto fijo.

QUIZÁS TE INTERESE ...........  De la Meca a Medina - Definición, importancia y relación

A finales del año 1000, los comentarios sobre el Corán eran innumerables, en relación con una gran efervescencia intelectual. En particular, una escuela reformista propuso distinguir el Corán no creado, la palabra de Dios, que Dios no ha podido igualar y el Corán creado, el mismo que salió de la boca de Mahoma y debe ser analizado e interpretado. 

Hoy, a la luz del trabajo realizado en textos cristianos, los investigadores abordan el estudio del Corán con una mirada histórica, arqueológica y filológica. 

Según la tradición musulmana, a la muerte de Muhammad en 632 CE, no hubo una edición completa y definitiva de las revelaciones que pronunció el Profeta. Numerosas fuentes árabe-musulmanas dan fe de esto. Se dice que sus Compañeros lo habían memorizado, aprendiéndolo y recitándolo de memoria. Algunos, sin embargo, habían hecho transcritos en varios materiales, como hojas de palma u omóplatos de camello.

Se habría hecho una primera escritura “completa” a instancias de Omar, que temía que el Corán desapareciera porque sus memorizadores murieron en la batalla. Persuadió al califa Abu Bakr (632-634) de tener registros escritos de lo que la gente sabía y de lo que se había escrito sobre diversos materiales. Está obra de colección fue dirigida por uno de los escribas de Muhammad, Zaid b. Thabit.

A la muerte de Abu Bakr, estas primeras páginas del Corán fueron transmitidas a Omar, que se convirtió en califa (634-644), y a su hija Hafsa, una de las viudas de Muhammad.

Fue bajo el siguiente califato, el de Othman (644-656), que se muestran las diferencias en la forma de recitar el Corán. Othman se hizo cargo del corpus en poder de Hafsa y lo completaron otros personajes, aún bajo la dirección de Zaïd b. Thabit. 

QUIZÁS TE INTERESE ...........  Makkah Mall - Funcionamiento, Importancia para la meca

Luego destruyó todos los materiales originales, impuso una primera versión “canónica” del Corán al dirigirse a las ciudades más importantes del joven Imperio. No obstante, la tradición musulmana afirma que la idea misma de la colección había encontrado oposiciones, incluida la de Ibn Mas’ûd, compañero del Profeta (633), y que, por otro lado, en la historia hay  muchas contradicciones en la colección del Corán que desafían esta afirmación.

Que es el coran

¿Porqué es importante el Corán?

Tal como está constituido hoy, el Corán  es un volumen relativamente pequeño. Si se lo revisa se nota que, es un conjunto de fragmentos. Este conjunto se divide en 114 unidades, que se denominan “suras”, muy compuestas, y sin ningún vínculo lógico o cronológico aparente entre ellas. Son textos más o menos largos, cuyo estilo y contenidos son muy variados. Cuando una sura es muy corta, constituye una unidad literaria, pero a medida que las suras se hacen largas, se vuelven más compuestas.

El Corán a menudo plantea desde una diatriba contra los infieles hasta recetas sobre prohibiciones dietéticas.  A veces es el profeta Mahoma quien habla, pero bajo la apariencia de Dios y bajo su mando “Di “, muy a menudo, es Dios quien habla, con el “Nosotros” de la majestad. 

El mismo nombre de Mahoma aparece allí solo cuatro veces, para afirmar que él es el Mensajero de Dios. Lo que puede interpretarse como una evocación de su vida personal puramente alusiva, a veces yuxtapuesta con temas no relacionados con él. 

El nombre de La Meca aparece solo una o dos veces. El nombre de Yathrib, la localidad donde Mahoma se estableció en la época de la Hégira, la futura Medina, aparece solo una vez, y el de “Al-Madina” cuatro veces, sin que se indique explícitamente que es medina. Estas simples observaciones nos dicen que el Corán no es un libro de historia.

El Corán contiene los mensajes que Muhammad, el profeta del Islam, recibió de Dios a través de un mensajero divino, Gabriel, durante su carrera en Arabia, La Meca y Medina. Gabriel es una figura bien conocida, más bien ángel del poder de Dios en los comentarios judíos de la Biblia, por ejemplo en el Talmud, es mensajero de Dios enviado a Zacarías y a María en la tradición cristiana. Por ello, el Corán es importante para los musulmanes como un libro de reflexión y seguimiento de su doctrina y fe.