Importancia de La Meca - fe y rituales - la-meca.org
News Ticker

Importancia de La Meca, la fe y sus rituales

Anuncios publicitarios

La Meca, la fe y sus rituales

La importancia de La Meca radica es que es la principal de las ciudades santas del Islam, ya que es el lugar de origen de Mahoma, el profeta de dicha religión. Incluso antes de que Mahoma predicara el Islam, esta ciudad ya era considerada santa por los paganos, cuyos lugares religiosos contaban con una importancia notoria para ellos, especialmente el más importante: la Kaaba.

Publicidad

En la religión de Hiyaz, en Arabia Saudita, específicamente en la parte oeste del país y en un valle angosto a 80 km del Mar Rojo, se encuentra Makka al-Mukarrama, o La Meca para quienes están más familiarizados con su nombre común.

Tan importante es La Meca para los musulmanes que la incluyen como destino de su peregrinación entre los pilares que conforman su religión; es decir, todo musulmán tiene como objetivo peregrinar hacia La Meca al menos una vez en su vida, si es que dispone del dinero para hacerlo. A los efectos de brindarles más posibilidades a las personas religiosas de realizar su sueño de la peregrinación, se han instaurado dos tipos de peregrinaje: el mayor (Hajj), el cual tiene lugar exclusivamente durante el mes musulmán de du l-hiyya y el menor (Umrah), el cual tiene la ventaja de poder ser realizado en cualquier momento del año. Entre ambos peregrinajes, son 13 millones de musulmanes los que cada año se dirigen a La Meca para cumplir con su religión y con sus convicciones de fe.

La Meca Antes de Mahoma – comienza a cobrar importancia

Basándonos en la tradición, sabemos que Alá le pide a Adán que construya La Meca. Sin embargo, el tiempo va borrando la construcción hasta llegar a desaparecer. Años después, con la llegada de Ismael, hijo de Abraham, es que resurge la ciudad. Resulta ser que la esposa de Abraham, Sarai, era estéril, por lo que no podía darle descendencia a su esposo, para solucionar el tema, le ofrece a su esclava, Agar. Finalmente, Agar le brinda a Abraham el hijo que tanto ansiaba, al cual llama Ismael. No obstante, los celos de Sarai no se hacen esperar y tanto Agar como su hijo son expulsados fuera de la casa para terminar vagando por el desierto. Luego de mucho caminar, las duras condiciones del desierto hicieron estragos en el pequeño, quien estaba a punto de morir de sed cuando un ángel aparece frente a su madre. Éste le indica golpear el piso y en ese instante comienza a emerger agua de ese mismo punto en que Agar había golpeado. Es aquí que surge el pozo de Zamzam, alrededor del cual tanto Agar como Ismael se instalan con otras personas, creándose La Meca, una ciudad en torno a un oasis en el desierto que salvó la vida del hijo de Abraham.

La Influencia de Mahoma para el Islam

feSiendo miembro de la tribu gobernante Quraysh de la facción hachemita, Mahoma comienza a recibir revelaciones que lo llevaron a predicar contra el paganismo, para lo cual emigra hacia Medina en el año 622 con un grupo de seguidores. Luego de luchar en algunas batallas y ganarse el respeto de la gente, adoptó una postura pacífica y entra a La Meca en peregrinación con el fin de demostrar que los rituales paganos existentes, perfectamente podrían ser adoptados por el Islam.

El Tratado de Hudaybiyyah permitió, por medio de una tregua, que los musulmanes entraran en la ciudad. Sin embargo, dos años después dicha tregua se quebró, pero la ciudad de La Meca eligió a Mahoma en vez de optar por seguir batallando, y fue así cómo sus habitantes quedaron sujetos, de forma voluntaria, a él.

Los principales cambios de esta emblemática ciudad fueron llevados a cabo por Mahoma, quien ordenó destruir las imágenes de culto existentes dentro de la Kaaba, la cual quedaba entonces convertida en el lugar más sagrado del Islam y sería desde entonces el centro de la peregrinación musulmana. A partir de este momento, numerosas tribus árabes adoptaron al Islam como su religión. Fue así que Mahoma logró algo que hasta entonces se veía como una utopía: unir a las tribus guerreras, que luchaban entre sí, en una única Umma. En base a su prédica se creó una conjunción de creencias con elementos religiosos árabes, judíos y cristianos.

Luego de la muerte de Mahoma, en el 632, el Islam comenzó su imparable expansión, llegando hasta África del Norte y Asia y, conforme el número de musulmanes se incrementaba, La Meca siguió congregando peregrinos, tanto de Arabia como del resto del imperio.

Anuncios publicitarios

La Verdadera Importancia de La Meca

feVemos cómo el carisma de un hombre fue capaz de crear una nueva religión, basada en la fe genuina de un pueblo que vio en él un líder que abogaba por unir a quienes hasta el momento no lograban conciliar sus diferencias. La importancia de La Meca nace junto con ella misma, una ciudad que surge a partir de un milagro para salvar a una madre y a un hijo a punto de morir de sed, y que luego comienza su ola expansiva, modificando las creencias, el modo de expresarlas y el modo de actuar y de ver a los demás de un país entero, hasta expandirse a todo un imperio.

A partir de la llegada de Mahoma a La Meca, comenzaron a desencadenarse una serie de fenómenos de movilización que desencadenaron en la creación de diversos lugares religiosos, a los cuáles acuden hasta el día de hoy muchedumbres ávidas de expresar y manifestar su fe y devoción a Alá y su máximo respeto a quién una vez arriesgara su propia vida para unir a un país y poner a un imperio a sus pies: el líder eterno de los musulmanes: Mahoma.

Lugares Santos de La Meca

La peregrinación anual de Hajj es lo que mueve a la industria de La Meca; miles de peregrinos se movilizan hacia esta ciudad, generando que la economía se ponga en acción, en especial en lo que se refiere a la industria turística: hoteles, gastronomía y venta de artículos típicos que consume todo turista.

Es decir, la importancia de La Meca trasciende lo religioso y pasa a ser el sustento y el medio que ha encontrado un país de financiarse. Los lugares santos que atraen a tanta gente son:

Mezquita Masjid al-Haram: significa “Mezquita Sagrada” y no sólo es la mezquita más importante de la ciudad y la más grande del mundo, sino que también es el primer lugar santo del Islam. En su centro se halla la Kaaba, la cual contiene una piedra negra que los peregrinos intentan tocar durante sus circunvalaciones.

Pozo de Zamzam: los musulmanes sostienen que sus aguas contienen propiedades sanadoras, por lo que es de esperarse que los peregrinos regresen de su viaje con una botella de dicha agua que, entre otras cosas, se cree que calma el hambre y cura enfermedades.

Mina y Monte Arafat: Mina es un pequeño pueblo hacia el cual se dirigen los musulmanes en su peregrinaje mayor. Su particularidad es que el diablo está representado en un muro de 26 metros y el cometido de encaminarse hacia el lugar es realizar “La Lapidación del Diablo”, la cual consiste en apedrear al muro que simboliza al diablo. Luego de ello, los peregrinos se dirigen al Monte Arafat, lugar en el que se cree que el profeta Mahoma llevó a cabo su discurso final y que es hoy en día un lugar para la oración.

Los Musulmanes y su Hermética Fe

feTan celosos son los musulmanes de la forma en que tienen de expresar y manifestar su fe mediante los ritos religiosos que tienen lugar dentro de la Kaaba, que escasas son las excepciones de personas no musulmanas que han tenido el privilegio de presenciarlos, ya que ellos preservan mucho la intimidad de ese momento y procuran que quienes estén presentes sean devotos de su fe y no curiosos que observan los rituales sólo para saber o comentar fuera de allí qué es lo que sucede en tan santo lugar destinado a que estos religiosos den rienda suelta a su fe.

Por ser justamente en estos lugares sagrados y santos donde se consolida y se materializa la fe de los musulmanes, es que La Meca toda en sí cobra una importancia primordial como lugar de culto y de acercamiento a quien unió al pueblo árabe e hizo que todos miraran en una misma dirección de fe y devoción, aplicando ritos de antaño con un cariz renovado y purificado por la fe hacia un sólo y único Dios: Alá.

El Islam posee diversas ramas, desde las más extremas hasta las más cerradas, pero su fe y sus pilares son los mismos, siendo la peregrinación hacia La Meca uno de los principales de ellos. Por ello es que tantos religiosos paran sus vidas, sus negocios y su vida familiar para dirigirse a un lugar que conjuga tradición con modernismo, austeridad con confort y fe con la verdadera convicción que ahí es dónde todo musulmán pertenece, ya que en su corazón es dónde se forjó esta religión que une y se expande al ritmo del latir de un sólo corazón: el corazón de La Meca.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: